Actualidad

en ALFOZ DE LLOREDO

Alfoz de Lloredo reprueba  al vicepresidente regional Pablo Zuloaga por marginar a los vecinos  del municipio

Alfoz de Lloredo reprueba al vicepresidente regional Pablo Zuloaga por marginar a los vecinos del municipio

El Pleno municipal le insta a cumplir los compromisos adquiridos para esta legislatura y los concejales del PSOE, aunque no votaron en contra de la reprobación, exigen que las peticiones del Ayuntamiento a las consejerías socialistas se tramiten a través del Grupo Municipal y nunca de forma directa al Gobierno

El Pleno del Ayuntamiento de Alfoz de Lloredo ha reprobado al vicepresidente del Gobierno de Cantabria, el socialista Pablo Zuloaga, por el incumplimiento de los compromisos adquiridos en esta legislatura con el municipio -caso de la ampliación del polideportivo municipal con la construcción de una sala de usos múltiples-, su negativa a recibir a representantes municipales y su ausencia, pese a ser invitado, en todos los actos públicos organizados desde el Consistorio; incluso aquellos encaminados a recaudar fondos para proteger a las familias menos favorecidas del municipio. Los dos ediles del grupo Socialista no se opusieron al reproche –se abstuvieron-, igual que hizo el único concejal del PRC presente, pero advirtieron al equipo de gobierno de la necesidad de que todas sus peticiones al Ejecutivo se canalicen a través del grupo municipal para ser satisfechas.

En el transcurso de la sesión plenaria, la cual tuvo lugar ayer viernes, día 18, la alcaldesa en funciones, Nieves Díaz, subrayó especialmente el quebranto que supone para los alfocenses el bloqueo de las obras del pabellón de Cóbreces. No sólo porque limita sensiblemente el potencial de las instalaciones, sino porque la inversión fue consignada en el presupuesto regional de 2020 y finalmente se destinó a ejecutar actuaciones en otros municipios.

A todo ello se suma la negativa de la Consejería de Universidades, Igualdad, Cultura y Deporte a impulsar la dotación con césped artificial al campo de fútbol municipal en Novales, la recuperación del programa de cine al aire libre o, por citar sólo otro ejemplo, la reparación de desperfectos del consultorio médico de Oreña que ocasionaron los trabajos de acondicionamiento y reforma que llevó a cabo en su día la Consejería de Sanidad.

Frente a los reproches de la alcaldesa en funciones, Fernando García, portavoz del PSOE, fue explícito: “Cualquier demanda o necesidad municipal” vinculada con las áreas de gobierno socialistas en el Palacio de Peña Herbosa debe trasladarse a su grupo municipal y no al vicepresidente y consejero de turno. De hecho, afirmó incluso en el transcurso de la sesión que ha sido el propio Zuloaga quien “ha dicho que cualquier cosa se la traslades vía nuestra”. Justificó esa fórmula estableciendo una analogía con el papel que la Delegación del Gobierno desempeña en la comunidad autónoma. “El Delegado es el representante del Gobierno en Cantabria y el presidente del Gobierno  regional debe trasladarle sus peticiones”.

DEUDA A CERO

El pleno municipal, esta vez con el voto afirmativo del PSOE y el ‘no’ del PRC, acordó utilizar una parte de los remanentes de tesorería en amortizar anticipadamente los tres créditos que el consistorio tiene suscritos con entidades financieras (Banco Sabadell, Unicaja y Banco Santander) , reducir la deuda a cero, y ahorrar el abono de intereses en un entorno especialmente complejo y fluctuante, como el actual, para generar nuevos ingresos con los que ejecutar obras y actuaciones de interés municipal.

Además, se dio luz verde al presupuesto de 2023, unas cuentas diseñadas desde la rebaja impositiva y prudencia en el capítulo de ingresos para hacer frente a un previsible entorno recesivo y poder implementar nuevas medidas de apoyo a las familias, así como se aprobó, en una iniciativa que contó con el ‘sí’ del PRC y la abstención de los ediles socialistas. Se trata de una ordenanza pionera en España para ayudar a las familias a paliar la escalada del Euribor, el tipo al que se hallan referenciadas la mayor parte de las hipotecas suscritas en lo que va de siglo.

La ayuda, dotada inicialmente con una partida de 20.000 euros, beneficiará a las familias empadronadas con préstamo hipotecario sobre su primera vivienda y podrá alcanzar hasta los 200 euros por unidad familiar con arreglo a sus ingresos anuales.

Díaz concretó finalmente que se habilitarán ayudas no sólo para paliar el incremento de los tipos, sino también para aquellos que tienen cuotas insatisfechas o quienes decidan optar por cambiar la referencia de sus préstamos hipotecarios de un tipo variable a fijo. El portavoz socialista discrepó. A juicio de García, se trata de una ordenanza de “inútil, pura escenificación pública y electoralista”.

Tags :

Imprimir   Correo electrónico